El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral es el organismo de la Santa Sede dedicado a promover el desarrollo integral del hombre bajo la luz del Evangelio. Dicho desarrollo se pone en práctica mediante el cuidado de los bienes de la justicia, la paz y la custodia de la Creación.

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral fue instituido por el Santo Padre Francisco con la Epístola Apostólica del 17 agosto de 2016, con forma de Motu Proprio, Humanam Progressionem. El cuidado del desarrollo humano integrado para por la atención puesta en los temas de la justicia, de la paz y de la custodia de la Creación. Luego, se extiende a todos los aspectos sobre la salud, las obras de caridad, las migraciones, los necesitados, los enfermos, los excluidos, los marginados y las víctimas de conflictos armados y catástrofes naturales, los presos, los desocupados y las víctimas de cualquier forma de esclavitud y tortura.

En el Dicasterio se concentran, desde el 1 de enero de 2017, las competencias del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, del Pontificio Consejo Cor Unum, del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y del Pontificio Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios (para la Pastoral de la Salud).

Se constituyen en el Dicasterio la Comisión para la Caridad, La Comisión para la Ecología y la Comisión para los Agentes Sanitarios, que operan según sus reglas.

Una sección del Dicasterio se ocupa específicamente de lo relacionado con emigrantes, prófugos y víctimas de la trata de personas, siguiendo con la debida atención las cuestiones sobre las necesidades de los que se ven obligados a abandonar su propia patria o no la poseen.

El Dicasterio tiene competencias frente a la Caritas Internationalis según sus Estatutos; mantiene una estrecha relación con la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, teniendo en cuenta sus Estatutos y colabora con la Secretaría de Estado también participando en las delegaciones de la Santa Sede en encuentros intergubernamentales en asuntos de su competencia.