La Custodia general del Sacro Convento es una organización religiosa de la Orden de los Frailes Menores Conventuales que, con una comunidad estable de religiosos, custodia el complejo monumentale del Sacro Convento y la Basílica de S. Francisco en Asís.

La comunidad religiosa del Sacro Convento se compone de más de cincuenta frailes y de unos quince novicios. Pertenece a la antigua Orden de los Frailes Menores Conventuales, que vive en las reglas de San Francisco. El color negro o gris del hábito distinguen a este orden franciscano de otras órdenes y los diferentes tonos de gris y negro representan los distintos orígenes de los religiosos.

El Sacro Convento, definido caput et mater (capo y madre) de la Orden acomuna, de hecho, a frailes que llegan de todo el mundo, justo en el lugar desde el cual el carisma franciscano vio su origen y donde descansan los restos de San Francisco.

La variada composición de religiosos permite, no solo vivir una experiencia única de fraternidad, sino también poder recibir a peregrinos y turistas de diferentes etnias, culturas e idiomas, acompañándolos en el rezo y en la visita del complejo monumental.

Cerrar menú